Entradas

Cyclowood en la Haute Route Pyrenees 2014

La Reina de la montaña

Después de probar con éxito el modelo Cyclowood de bicicleta de montaña en el exigente terreno de la Titan Desert, le tocaba el turno a su “hermana” de carretera. El escenario elegido, los Pirineos. Puertos, curvas, bajadas, carreteras bacheadas, Tourmalet, Aubisque, Marie Blanque, Aspet… Nombres míticos del Tour con los que disfrutar durante una semana. La Haute Route Pyrenees, con sus 790 kilómetros en siete etapas, 21 ascensiones y 20.000 metros de desnivel positivo fueron una prueba de fuego para los 200 ciclistas participantes y sus máquinas.

Como ocurrió en el desierto, la Cyclowood se comportó a pura satisfacción y a pleno rendimiento. La primera duda se resolvió enseguida. ¿Sería una bicicleta pesada en las grandes ascensiones frente al carbono o al aluminio de última generación? Los propios ciclistas despejaron el panorama. Antes de salir, la mayoría de ellos levantó a pulso la Cyclowood y, con sorpresa, comprobaron que apenas unos gramos de diferencia la separaban de los modelos “peso pluma”. Así que a la hora de subir y tirar de la bicicleta en las rampas al 12% del Tourmalet, la madera fue tan manejable como las demás. Si no se ascendió más rápido fue culpa del ciclista y no de la bicicleta.

El otro gran test eran las bajadas. En los puertos pirenaicos, los valles son profundos y las bajadas largas. ¿Vibraría en exceso la Cyclowood? ¿Aguantaría el estrés de los descensos más exigentes, con 20 y 30 kms a derecha e izquierda y a alta velocidad? ¿Haría cosas “raras”
en las curvas un cuadro de madera o tendría la nobleza del carbono? Nada de eso. La bicicleta, aún en las bajadas más reviradas, maniobra con la misma eficiencia que las demás bicicletas y se conduce exactamente igual, sin movimientos extraños ni flexiones que obliguen a tomar precauciones más allá de la mera prudencia. El tacto es suave y silencioso y al ciclista le llega una “lectura” perfecta del terreno a través del cuadro.

Podría incluso decirse que al final de las etapas o en los enlaces entre un puerto y otro, cuando llega el llano y las carreteras tienen un firme más irregular, cuando aparece la fatiga tras el paso de los kilómetros, el ciclista de la bicicleta de madera tiene una ventaja sobre los demás:
la comodidad. La Cyclowood absorbe mejor y, por tanto, el ciclista llega más descansado de brazos, hombros y espalda, frente a la rigidez de sus “colegas”. Eso la convierte en una aliada imbatible en las marchas cicloturistas de larga duración, cuando el ciclista aficionado necesita confort en la última parte de la prueba por encima de otras prestaciones.

Capítulo aparte merece la estética. Como ocurrió en Marruecos con el modelo de montaña, la Cyclowood de carretera fue la reina de los Pirineos. Todo el mundo la quiso tocar, pesar y hacer fotos. Hubo quién pensó que bajo la apariencia maderera habría carbono o aluminio y se sorprendió cuando tras el “toc-toc” de los nudillos sobre el tubo horizontal, el cuadro sonó a lo que tenía que sonar: a madera.

Cualquiera que haya soportado las subidas más exigentes a lo largo de una semana, estaría deseando bajarse de la bicicleta y no volver a subirse en varios días. Con la Cyclowood ocurre lo contrario. El deseo es que llegue el próximo puerto.

ROBERTO PALOMAR
Redactor jefe de MARCA
Fisnisher Haute Route Pyrenees 2014

Cyclowood y Roberto Palomar en la Titan Desert 2014

LA BICICLETA IRROMPIBLE

Si hay un test de fiabilidad para una bicicleta de montaña ese es el de la temible Titan Desert, una de las pruebas por etapas más duras y exigentes del calendario internacional tanto para los corredores como para el material. En la edición de 2014, he tenido la oportunidad de recorrer 500 kilómetros abordo de una Cyclowood, pedaleando en las condiciones más extremas. Desde caminos de alta montaña con duros descensos, a kilómetros y kilómetros de pistas pedregosas, pasando por cañones empedrados, cauces de ríos secos y las famosas e inevitables dunas del desierto de Marruecos.

Al desgaste del material durante la carrera, cabe unir la ajetreada “vida” diaria de la bicicleta cuando no estaba en uso. Transporte en camión de Barcelona a Marruecos en una simple caja de cartón y la exposición a la intemperie en el parque cerrado, al capricho del frío nocturno, del intenso calor de las tardes y del omnipresente polvo sahariano.

titandesert14_01

Nada de esto mermó el rendimiento de la bicicleta, que respondió con la misma fiabilidad que sus “hermanas” de aluminio y carbono. E incluso con un índice más alto de resistencia, ya que algunas de las bicis fabricadas de forma tradicional rompieron y sufrieron percances en cuadros y vainas traseras mientras que la “bici de madera” -como era conocida en el campamento- llegaba cada día a meta sin un rasguño.

Como usuario/corredor de la Cyclowood en esta edición de la Titan Desert, y con la experiencia de dos ediciones anteriores, puedo certificar su resistencia en un escenario particularmente hostil con los materiales. Hablando claro: la Cyclowood no se rompe. Así pueden atestiguarlo los mecánicos de la prueba y el resto de competidores.

titandesert14_03

Todo el mantenimiento realizado durante la carrera se resumió al engrase y limpieza de la cadena. Eso y quitarle el polvo al cuadro ante las innumerables peticiones de fotografías que tenía la bici antes de cada salida. La Cyclowood fue la bella y la bestia en la Titan Desert.

ROBERTO PALOMAR
Redactor jefe de MARCA
2 veces finisher en la Titan Desert

Cyclowood en la Titan Desert

La Titan Desert continua y Cyclowood también. El comportamiento hasta el momento ha sido excepcional.

Podéis ver los comentarios sobre Cyclowood en el minuto 9 del siguiente video.

A la Titan Desert… ¡con una Cyclowood!

Menos de 20 días para una nueva edición de la Titan Desert, la más larga de la historia. El equipo Garmin, con Juanito Oiarzabal, Juan Menéndez y Roberto Palomar ultima los preparativos. Las bicicletas ya están empacadas, y entre ellas hay una Cyclowood preparada para el desafío.

Podéis leer la noticia en el siguiente enlace.

Cyclowood de montaña

En los proximos dias presentaremos la Cyclowood de montaña. Os va a sorprender.